Personal bien capacitado es la clave para el éxito de la organización. Estudios sobre esta materia, han demostrado que los colaboradores más exitosos y productivos son aquellos que han recibido una capacitación extensa. Ellos a menudo tienen la mayor responsabilidad en el futuro de la compañía.En un mundo ideal, usted debería ser capaz de contratar personal que ya posea las habilidades precisas que su empresa requiere.Pero en el actual mundo competitivo del mercado laboral, la demanda de personal entrenado excede por mucho el cumplimiento de esta demanda.Ahí es donde la capacitación entra en acción. No solamente la instrucción da armas a su personal con habilidades profesionales o técnicas, sino que también demuestra que usted está invirtiendo en ellos y están interesados en involucrarse junto con usted en el futuro de la organización.Para lanzar un programa de capacitación exitoso en su compañía, siga estas útiles sugerencias. 

1.  Reconozca la capacitación como una inversión.
La razón por la cual la capacitación puede ser considerada como opcional en muchas compañías es porque se tiene la creencia de que es un gasto más que una inversión. Aunque hasta cierto punto es cierto que la capacitación puede ser costosa en el presente, se debe considerar como una inversión a largo plazo para el crecimiento y desarrollo de los recursos humanos.

2.  Identifique sus necesidades.
Deberá decidir anticipadamente cual sería el enfoque que debe tener el programa. Determine que habilidades son las más convenientes y que correspondan a las necesidades actuales y futuras de la organización y que provean rápidamente el retorno de la inversión. Pregúntese, «¿de qué manera esta capacitación podrá demostrar eventualmente beneficios para la empresa?» Repita este proceso dependiendo del cambio en las necesidades de su negocio.

3.  Promueva la cultura de capacitación.
En una economía actual que se mueve a pasos acelerados, si un negocio no está aprendiendo, se va a quedar atrás. Un negocio aprende si su personal aprende. Comunique sus expectativas para que todos los colaboradores tomen los pasos necesarios para perfeccionar sus habilidades y mantenerse en la cima de sus profesiones o campos de acción. Asegúrese de apoyar estos esfuerzos proveyendo los recursos necesarios para alcanzar el objetivo.

4. Involucre a la alta dirección.
Una vez que haya desarrollado y priorizado la lista de temas de capacitación que involucra necesidades clave dentro de la organización, convenza a la dirección para apoyar esta iniciativa.

5. Empiece con algo pequeño.
Antes de desarrollar su programa de capacitación, haga un ensayo con un grupo de personas y pida que le den retroalimentación. Esta forma de hacer un comparativo informal puede dejar ver algunas debilidades en el plan de capacitación lo cual permite ajustar el proceso.

6. Seleccione instructores y material de calidad.
A quien seleccione para conducir la capacitación, hará la mayor diferencia en el éxito de sus esfuerzos, ya sea un expositor profesional o simplemente un miembro preparado del equipo. Tener los materiales de capacitación correctos es también importante, después de que termine la capacitación estos materiales se vuelven un recurso invaluable para capacitar al personal de nuevo ingreso.

7. Encuentre el espacio adecuado.
Seleccione un salón adecuado de capacitación que ayude al aprendizaje. Busque un medio ambiente tranquilo y con suficiente espacio para colocar los materiales. Asegúrese que el salón este equipado con una computadora y proyector, de esta manera podrá presentar una sesión de estimulación visual.

8. Clarifique las conexiones.
Algunos colaboradores pueden sentir que la capacitación que están recibiendo no es relevante para su trabajo. Es importante ayudarlos a entender la conexión temprana, de esta forma no verán las sesiones de capacitación como desperdicio de su valioso tiempo. El personal debe ver que la capacitación es una adición importante a su portafolio profesional. Extiéndales un certificado de terminación del curso de capacitación al final del programa.

9. Haga un programa continuo
No limite la capacitación solamente al personal de nuevo ingreso. Los programas de capacitación continuos y organizados mantendrán las habilidades de todos los colaboradores y los motivará a crecer y mejorar profesionalmente.

10. Mida los resultados.
Sin medición de resultados es casi imposible ver la capacitación como otra cosa que no sea un gasto. Decida como va a obtener una cantidad aceptable del retorno de la inversión. Determine qué tipo de crecimiento o cualquier otra forma de medición será el resultado razonable de la capacitación que se provea. Usted tendrá tiempos fáciles para presupuestar los fondos de la capacitación futura si demuestra resultados concretos.